domingo, 29 de enero de 2012

Minera sigue promocionando oro de Santurbán "Nos van a dejar un cascarón de páramo"

 

Por: Diana Carolina Cantillo
La Sociedad Santandereana de Ingenieros denuncia daños ambientales en el municipio de California, causados por las actividades de exploración de la antigua Greystar.

La dirección es la misma (www.greystarresources.com), pero el nombre de la compañía cambió. La dirección es la misma (www.greystarresources.com), pero el nombre de la compañía cambió.

 

Santander sigue dando la pelea por el Páramo de Santurbán. Esta vez a través de la Sociedad Santandereana de Ingenieros, que no entiende por qué la compañía Greystar, rebautizada Eco Oro Minerals Corp, continúa con la exploración minera en este territorio, si el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, a través de la resolución 1015 del 31 de mayo del año pasado, resolvió “negar la licencia ambiental global”.

En el portal web de Eco Oro, que aún conserva algo de su pasado reciente (www.greystarresources.com/), se encuentra un informe ejecutivo, fechado el 29 de noviembre de 2011, en el que la empresa minera les explica a sus inversionistas que las estimaciones en toneladas de onzas de oro y plata a extraer son aún mayores que las previstas inicialmente, debido a la exploración que están realizando en la zona de Angostura, Diamante y La Alta.

Según la compañía, entre los resultados destacados se encuentran: 69,6 gramos de oro por tonelada y 30,4 gramos de plata por tonelada en una extensión de 1,85 metros, así como 20,2 gramos de oro por tonelada y 328,8 gramos de plata por tonelada en una extensión de 2,5 metros.

Florentino Rodríguez Pinzón, presidente de la Sociedad Santandereana de Ingenieros, expresó su preocupación porque “en este informe se habla de avances y de decenas de miles de metros de perforaciones en el páramo y además en el informe tienen como meta perforar 315.000 metros y llegarían a profundidades que alcanzan los 500 metros. Nos van a dejar un cascarón de páramo”.

El 14 de marzo de 2011, la Dirección de Licencias, Permisos y Trámites Ambientales del Ministerio de Ambiente aclaró que no tenía la competencia para suspender la licencia de exploración, ya que era decisión de Ingeominas.

Florentino Rodríguez, en nombre del gremio que representa, le solicitó al presidente de la República, a la Contraloría y a la Procuraduría Delegada para el Medio Ambiente, “una inspección inmediata a los sitios donde se adelantan exploraciones en zonas de páramo bosque alto andino para que se conozca en sitio la real situación y los efectos de las intervenciones de la fase exploratoria de Eco Oro en el ecosistema”.

Eco Oro Minerals comentó que “independientemente de cuál sea la modalidad de explotación subterránea que se proponga, el nuevo proyecto se estructurará bajo la premisa de no intervención en el páramo y el respeto a la preservación y protección de los recursos hídricos de la zona”.

Según los representantes de la empresa, “la denuncia que hace la Sociedad Santandereana de Ingenieros no tiene ningún sustento” pues la fase de exploración no requiere de licencia ambiental.

El sitio santurbanenpeligro.blogspot.com relató una reunión entre las mineras de la zona, el gobierno de Richard Aguilar Villa y la directora de la Corporación Autónoma para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb), Elvia Hercilia Páez Gómez. Según el portal, Páez comentó: “todos somos conscientes de que debemos articular esfuerzos por el bien de Santander, pero en la Corporación somos tajantes en la posición de que la locomotora de la minería es una realidad, pero ella debe actuar con responsabilidad social y con mayor énfasis en la protección, mitigación o resarcimiento ambiental”.

  • Diana Carolina Cantillo | Elespectador.com