martes, 30 de octubre de 2012

AMBIENTALISTAS ACTIVAN ALARMAS PARA PROTEGER A SANTURBAN #NOALAMINERIA

Ambientalistas activan alarmas para proteger a Santurbán

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL

Ambientalistas activan alarmas para proteger a Santurbán

(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)
En Pamplona se escuchó un nuevo grito para proteger a Santurbán, pues una firma minera canadiense se cambió de nombre para volver a intentar extraer oro en territorio nortesantandereano.

El Comité de Educación y Gestión Ambiental desarrolló un foro en el que se debatieron las iniciativas que se gestan en el departamento para proteger al páramo de Santurbán. Allí se conoció que la Secretaría de Minas del departamento emitió una resolución para permitir la inscripción en el Registro Nacional Minero de la empresa Eco Oro Minerals, antigua GreystarResources Ltda.
Ese hecho desató críticas entre los asistentes al foro, pues lo consideraron como la apertura de una ventana para que la compañía minera, en el futuro, siga buscando la extracción de oro en el Parque Natural Regional Sisavita, ubicado en Cucutilla, en límites con California (Santander). Esa categoría la adquirió en 2008.

En torno a ese tema, la secretaria de Minas de Norte de Santander, Luz Inés Gallo Rey, confirmó haber recibido la solicitud de la compañía, que por ley debía actualizar ante el cambio de razón social.
Según Gallo, el hecho no afecta el titulo minero original, que fue dado en el 2006, bajo el número 343-54. “Ese es un título de exploración que debía renovarse a los tres años, entonces en el 2009 se dio una prórroga por tres años más, que se vencen este año”.
En el ambiente ronda la preocupación porque con la actualización del cambio de razón social, Eco Oro Minerals puede solicitar una prórroga por tres años más de la autorización de exploración. Ese hecho, en concepto de la politóloga, Tatiana Rodríguez Maldonado, obedece a que las mineras buscan no perder el dominio en el territorio y si en el futuro el Estado permite la explotación en zonas protegidas, tengan la opción de extraer los minerales, como es el caso del oro en Santurbán.
Pero la Secretaría de Minas de Norte de Santander no podrá dar esa prórroga, porque desde el 24 de septiembre de este año el Gobierno Nacional les quitó a esos despachos, en los 32 departamentos, las competencias de fiscalización, vigilancia y control de los títulos mineros. Ahora fueron asumidas por la Agencia Nacional de Minería.

El director de la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor), Luis Lizcano Contreras, pidió tranquilidad a la comunidad nortesantandereana, porque las leyes 685 de 2001 y 1382 de 2010, impiden que en Parques Naturales Regionales y zonas de páramo se exploten minerales.
Además, “para hacer exploración deben pedir permiso ante la autoridad que controla el parque, y no vamos a permitir ningún tipo de intervención en Sisavita”.

Lizcano Contreras referenció el inicio del proceso para buscar la declaratoria como Parque Natural Regional de 68.000 hectáreas de Santurbán. Se espera que antes de 2015, ese proceso se cumpla al ciento por ciento.
Pero la politóloga Rodríguez advirtió que el principal enemigo de los páramos es la reforma al Código Minero que puso en marcha el Ministerio de Minas y Energía. “Si se tumban los artículos que no dejan hacer minería en páramos, sería el fin de estos ecosistemas”, alertó.
Francisco Araque, miembro del Comité Ambiental, concluyó que la minería es una forma de agresión al medio ambiente al causar la remoción de montañas, la contaminación del agua, el exterminio de la biodiversidad, y el desarraigo cultural, generando consecuencias nefastas para la supervivencia de los seres vivos en el planeta.