jueves, 7 de septiembre de 2017

#Alerta Mientras que #ElPapa nos visita aprovechan para solicitar licencia ambiental para explotacion minera en #Santurban




Solicitan licencia ambiental para explotación minera cerca a Santurbán
Medio Ambiente
7 Sep 2017 - 12:26 PM
Redacción Medio ambiente
Minesa radicó ante la Anla el estudio de impacto ambiental para explotar nueve millones de onzas de pirita y cobre. Aunque el proyecto no está por encima de la línea de páramo, ha preocupado a algunos habitantes.


Del páramo de Santurbán, 98.954 hectáreas serán intocables, 25 mil deben reconvertirse hacia ecosistemas de páramo y entre 5 mil y 6 mil hectáreas serán para “uso sostenible”. Archivo El Espectador
Mientras Colombia entera tiene sus ojos puestos en la visita del papa Francisco I, el proyecto minero “Soto Norte”, que se ubicará cerca del páramo de Santurbán, a una altitud de 2.640 metros, en los municipios de California y Suratá, sigue avanzando a paso firme. Según informó la multinacional árabe Minesa, ya radicó ante la Agencia Nacional de Licencias ambientales (Anla) el estudio de impacto ambiental y solicitó la licencia ambiental para llevar adelante el proyecto.

Según le dijo el director de Sostenibilidad de Minesa, Juan Camilo Montoya Bozzi, a Caracol Radio, “ahora la Anla repasa que esté todo el estudio completo y que los términos estén completos”. Tras esa revisión, la Anla adelantará los estudios necesarios para otorgar la licencia ambiental al proyecto. Según Montoya Bozzi, todavía no está claro en cuanto tiempo estará lista la licencia.

Ante la noticia, los grupos ambientalistas de Bucaramanga reiteraron su inconformidad con el proyecto que aseguran afectará las fuentes hídricas que abastecen a más de un millón de personas en la capital santandereana. De hecho, quienes se oponen al proyecto convocaron a una marcha que se llevará a cabo el próximo 6 de octubre. (Lea también: Nuevo proyecto minero se avecina en Santurbán)

Los opositores no son grupos aislados. Es más, Rodolfo Hernández, alcalde de Bucaramanga, se ha opuesta de frente a las intenciones de la compañía. En una sesión de la Asamblea en julio pasado, el mandatario dijo que “hay que derrotar a Minesa, nuestro oro es el agua. (…) Acompañaremos este sentimiento que tiene la ciudadanía de no permitir la explotación del Páramo, que a la larga terminará convertido, en el mediano y largo plazo, en un desierto”. (Lea también: Lecciones para conservar el agua de Santander)

Pero la compañía no está sola. Los alcaldes de los municipios con tierras dentro de Santurbán apoyan la llegada de la compañía, así como el Ministerio de Minas y Energía. De hecho, según informó el portal La Silla Vacía, en un foro realizado en la región en agosto, el viceministro de minas y energía, German Arce, declaró: “nosotros queremos que esto salga adelante y salga adelante bien y si al final de este diálogo, por miles de razones técnicas y científicas nos damos cuenta que esto no es viable, pues no es viable, pero yo personalmente creo que sí es posible”.

Como respuesta a las críticas, en mayo pasado Minesa firmó un pacto público que contiene cinco compromisos para adelantar la explotación en la región. Entre estos compromisos se encuentran respetar los límites del páramo de Santurbán –el proyecto se ubica a 2.600 metros sobre el nivel del mar, mientras que la línea de páramo está a 2.800–; la prohibición para usar mercurio o cianuro en la mina Soto Norte; no afectar la cantidad ni calidad de agua para Bucaramanga y fortalecer la minería tradicional en la región.

* Esta nota fue modificada de su versión original, ya que decía que el proyecto de Minesa era en el páramo de Santurbán, lo cual no es cierto. El proyecto se desarollaría por debajo de la línea de páramo, en los municipios de California y Suratá.

de la nota en EL ESPECTADOR