martes, 15 de marzo de 2011

Brutal represión contra habitantes y organizaciones sociales que protestaban por la construcción de Hidrosogamoso


Por Camilo Raigozo. Con información de Astdemp

El 14 de marzo de 2011, cuando los habitantes de las veredas de la zona donde se está construyendo la represa en el río Sogamoso, la Asociación de Volqueteros y trabajadores contratistas de Isagen, acompañados de representantes de la USO, Astdemp, Sintrainagro, Compromiso, Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra, estudiantes de la UIS y  Conap, fueron agredidos brutalmente por los escuadrones criminales denominados Esmad.

Las comunidades se encontraban adelantando una protesta pacífica, por los daños que la hidroeléctrica  le causará al ecosistema en Santander, el desplazamiento forzado de los habitantes de la zona y también por los daños que ha causado la construcción de la obra, por estar en un sitio que tiene una falla geológica y sísmica activa como la falla de La Leona, la cual destruyó las carreteras de San Vicente y de Barrancabermeja y además las violaciones a los derechos laborales.

Como resultado de una asamblea la comunidad aprobó la continuación de la protesta hasta que Isagen decidiera sentarse a negociar con todos los sectores de la región un pliego de peticiones propuesto por las comunidades.

A las 6:30 de la tarde llegó el Esmad y agredió brutalmente con garrotes, gases lacrimógenos y pimienta, a las personas que allí se encontraban, sin importar la presencia de niños, mujeres y ancianos.

Los agentes represores del Estado retuvieron a los conductores de las volquetas obligándolos a mover los carros que obstruían las entradas a la empresa como protesta pacífica. También dañaron los equipos de sonido, las pancartas y la comida, entre otros abusos.

Según la denuncia recibida por Notimundo, varias personas quedaron heridas y hay una que se llevó la Policía, sin que se sepa de su paradero y sus condiciones de salud.

Las comunidades y organizaciones sociales solicitaron la solidaridad de la comunidad nacional e internacional e insten al gobierno a cesar las agresiones por intermedio de la Fuerza Pública, violando el derecho a la protesta y a la defensa de sus territorios.

También le exigieron al Gobierno respetar los derechos humanos de las comunidades campesinas de la zona agredidas por la voracidad de Isagen, las cual cuenta con la complicidad de las autoridades y de la Fuerza Pública.